Ver mas

Que son las mujeres STEM y por que son importantes para el desarrollo de la tecnologia

13.08.2018
El escaso numero de mujeres que se vinculan con carreras y profesiones relacionadas con las disciplinas STEM es uno de los grandes focos de debate y una problematica a resolver para alcanzar las metas de los Objetivos del Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas para la agenda 2030.

Daniela Chueke Perles 

Cada año son más las mujeres que se vuelcan a carreras relacionadas con la ciencia la tecnología la ingeniería y las matemáticas. Se las conoce como "mujeres STEM" (acrónimo en inglés de science, technology, engineering y mathematics) y las empresas y organizaciones que más avanzadas están respecto de políticas de inclusión y diversidad empiezan a buscarlas y valorarlas.

En parte, este interés surge como respuesta a un clima de época que viene de la mano del feminismo y las demandas de las mujeres por ocupar más espacios: a igual capacidad, iguales oportunidades e iguales derechos. Como explica Gloria Bonder, coordinadora de la Cátedra UNESCO Mujer, Ciencia y Tecnología en América Latina de FLACSO, "las empresas más modernas, como las tecnológicas, son las que están dando respuestas a estas demandas, porque les preocupa que su imagen empresaria coincida con el clima de época".

Por otro lado, la necesidad de más mujeres en las empresas está demostrada por diversos estudios que acreditan que las mujeres son más fieles a la empresa (rotan menos que los varones) responsables y se autoexigen, según observa la experta. "Las mujeres estamos siempre 'rindiendo examen' por razones externas e internas por los sesgos de género que hacen que si uno entra a un escritorio y hay una mujer y un hombre automáticamente se piense que el varón es el jefe".

 
Si bien las mujeres en los roles directivos y de liderazgo siguen siendo una minoría (5,8%), se destaca su presencia en algunos de los gigantes del mundo tecnológico, como Hewlett-Packard, Yahoo, Oracle e IBM, todas empresas tech, según Catalyst, una asociación internacional que tiene como misión promover el desarrollo de las mujeres en los ámbitos laborales y que publica regularmente un listado de aquellas que ocupan posiciones de CEOs entre las 500 empresas S&P (es decir aquellas que cotizan en bolsa rankeadas en el indice Standard and Poor).

Finalmente, la gran preocupación por la inclusión de mujeres en las carreras STEM, que son las vinculadas con los trabajos del futuro, crece en las organizaciones educativas y, según recomendaciones de la Unesco, se espera que también crezca en los organismos públicos para el desarrollo de más políticas de estímulo.

 
Según el informe del Anuario Estadístico Universitario las carreras de matemáticas crecen en egresados anualmente, pero decrecen en nuevos inscriptos. Con las ingenierías ocurre a la inversa, crecen en nuevos inscriptos, pero disminuye en egresados.

Los datos son elocuentes, si se tiene en cuenta que en todo el sistema universitario de gestión privada el 55% de la población son mujeres y que en las carreras mencionadas las mujeres son el 18% de la población. Para revertir la situación la respuesta está en activar la convocatoria. "En la universidad, estamos desarrollando programas que se sitúan en estas ramas de las ciencias, como matemáticas y también tenemos equipos especiales que están analizando y desarrollando distintas ingenierías con mirada en el futuro, sabiendo que educamos para las futuras generaciones y para los nuevos puestos de trabajo", señala Mendéla.

Según advierte la comunidad Chicas en Tecnología, en 2020 habrá más de 1.4 millones de puestos de trabajo relacionados al sector tecnológico y se proyecta que tan solo va a haber un total de 29% de graduados para cubrir esa cuota. Por eso, los especialistas coinciden en la necesidad de empezar el estímulo por estas disciplinas no tanto por la educación superior sino desde edades tempranas.

¿Por qué son necesarias más niñas y mujeres en STEM?

Crédito: Gentileza

El escaso número de mujeres que se vinculan con carreras y profesiones relacionadas con las disciplinas STEM es uno de los grandes focos de debate y una problemática a resolver para alcanzar las metas de los Objetivos del Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (Agenda 2030). Una de las instituciones que recoge el guante es Chicos.net, organización civil sin fines de lucro que trabaja para impulsar el uso seguro, responsable y significativo de las Tecnología de la Información y Comunicación (TIC) en los niños.

Su directora Mariela Reiman, observa que, ante las desigualdades de género estructurales que afectan las relaciones y decisiones de las personas desde la infancia, la tecnología tiene un lugar estratégico. "La tecnología cuenta con el potencial para empoderar e incluir a niñas y mujeres,así como a otros sectores vulnerables de la población. En el mundo actual, cada vez más diverso, cambiante e interconectado, resulta crucial desarrollar competencias vinculadas con el pensamiento científico-tecnológico. Son conocimientos y habilidades que necesitamos para enfrentar los desafíos del presente y del futuro", subraya la especialista.

En ese sentido, Reiman destaca el rol de padres y educadores en la apertura de las profesiones STEAM (se agrega el Arte) a los niños y niñas. "La infancia, es una etapa en la que comienzan a consolidarse las representaciones sociales, valoraciones, afinidades y actitudes. Casi no hay diferencias respecto de la relación de chicos y chicas con las disciplinas STEAM. Sin embargo, conforme van creciendo, las chicas pierden la confianza en su capacidad de desempeño en estas áreas".

Recientemente, la Cátedra Regional Unesco "Mujer Ciencia y Tecnología en América Latina" Flacso Argentina, con la Asociación Civil Chicos.net y el apoyo de Disney, realizó una investigación sobre cómo niños y niñas de 6 a 10 años se vinculan con la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas , que evidencia el decreciente interés de las niñas por las Matemáticas a medida que avanzan en el trayecto escolar. Eso refuerza la brecha de género y disminuye las oportunidades laborales para las mujeres en el ámbito de la Ciencia y Tecnología. Por su parte, según esta investigación, casi el 50% de los padres en Ciudad de Buenos Aires cree que hay diferencias de desempeño entre niñas y niños en materias relacionadas con Ciencia y Tecnología. Entre ellos, la mayoría considera que los varones tienen mejor rendimiento en Tecnología e Informática que las mujeres.

Video: 2° puesto: Are you ready? - Segundo puesto del concurso de cortometrajes "Mujeres en la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas" de la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe.

 

En números: los estereotipos que alejan a las niñas y jóvenes de las STEM

Aunque sus padres y madres consideran a las disciplinas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (o STEM) como las "profesiones del futuro", y dicen respetar libremente intereses, vocaciones y elecciones de sus hijos, tanto ellos como docentes reconocen que les faltan herramientas para guiarlos en su relación con estas áreas y desearían contar con más recursos para hacerlo.

.1 de cada 3 padres opina que la baja participación de las mujeres en las disciplinas de Ciencia y Tecnología se debe al gusto personal de las niñas y que ellas reciben pocos estímulos en el hogar y en la escuela para interesarse y vincularse con estas disciplinas.

.9 de cada 10 niñas (entre 6 y 8 años) asocian a la Ingeniería con las afinidades y destrezas masculinas. Aunque niños y niñas opinan que las cuatro disciplinasSTEM pueden ser desempeñadas tanto por varones como por mujeres.

.Casi el 50% de los padres en Ciudad de Buenos Aires cree que hay diferencias de desempeño entre niñas y niños en materias relacionadas con Ciencia y Tecnología. Entre ellos, la mayoría consideran que los niños tienen mejor rendimiento en Tecnología e Informática que las niñas.

.En CABA y Ciudad de México, decrece el interés de las niñas por las Matemáticas a medida que avanzan en el trayecto escolar. Niñas entre 6 y 8 indican en un 30% que lo que menos les gusta del colegio son las Matemáticas, entre los 9 y 10 años ese porcentaje aumenta a 40%.

Fuente: Chicos.net / Cátedra Regional Unesco "Mujer Ciencia y Tecnología en América Latina" Flacso Argentina / Disney.

Cómo operan los sesgos inconscientes

Desde abril de 2017 la empresa Medallia, está realizando varias actividades que buscan alertar sobre los sesgos inconscientes de discriminación, para construir un ambiente cada día más inclusivo.

Con el propósito de generar conciencia ya realizaron dos capacitaciones facilitadas por Lauren Jackman, líder global de la práctica de Inclusión y Diversidad de Medallia (su casa central queda en Sillicon Valley) sobre Sesgos Inconscientes, en la cual participaron casi 100 personas, a la que La Nación fue invitada. También convocó a un evento abierto a la comunidad con Lauren como oradora junto con Celeste Medina, directora de ADA, en el cual participaron más de 70 personas. También lanzó un Blog de Inclusión para compartir experiencias que vivimos todos los días. Y también está trabajando en un proyecto junto con Chicas en tecnología, para abrir la puerta a acciones de alto impacto a nivel nacional.

Las empresas de tecnología empiezan a trabajar en programas de inclusión. Medallia desarrolla un programa sesgos inconscientes
Las empresas de tecnología empiezan a trabajar en programas de inclusión. Medallia desarrolla un programa sesgos inconscientes Crédito: Gentileza

En su taller Jackman apuntó a develar las actitudes y estereotipos que afectan nuestro entendimiento, comportamiento y toma de decisiones en un nivel inconsciente. Dice Jackman: "La mayoría de nosotros operamos bajo la suposición implícita o inconsciente de que ciertos campos como STEM son más adecuados para los hombres que para las mujeres. Aunque no queremos ser parciales, todos tenemos preferencias inconscientes hacia ciertos grupos. Debido a que los prejuicios pueden socializarse y aprenderse a través de las representaciones de los medios de comunicación, a menudo tenemos prejuicios contra los grupos de los que somos miembros.

Por ejemplo, las mujeres son tan propensas como los hombres a mostrar prejuicios contra las mujeres. ¿Por qué eso importa? Aunque no los tenemos presente, los prejuicios moldean nuestras preferencias, percepciones y conductas. En el trabajo, pueden llevarnos a subestimar, devaluar o pasar por alto las contribuciones de aquellos contra los que estamos mal predispuestos. Como resultado, los prejuicios pueden influir sobre a quién se reconoce, a quién se le ofrecen oportunidades de desarrollo, sobre qué ideas se adoptan y, finalmente, quién tiene éxito. Los sesgos contribuyen a los desequilibrios comúnmente vistos en todas las organizaciones, y las mujeres y las minorías están subrepresentadas, particularmente en los roles técnicos y posiciones de liderazgo.

La naturaleza inconsciente de los prejuicios los hace particularmente difíciles de abordar. Por ejemplo, muchas empresas se describen a sí mismas como meritocracias y tienen la creencia de que recompensar a los empleados en función del rendimiento es la mejor manera de garantizar la equidad. Sin embargo, la investigación ha demostrado que poner énfasis en los valores meritocráticos en realidad lleva a una mayor desigualdad, y las mujeres y las minorías reciben bonos más pequeños que los hombres blancos por el mismo desempeño. Irónicamente, el compromiso explícito con principios justos hace que las personas sean menos propensas a analizar sus comportamientos y decisiones, y esto lleva a un mayor sesgo.

Las empresas tecnológicas también pueden crear involuntariamente entornos que refuerzan sutilmente los estereotipos de género. Cuando las mujeres y las niñas están expuestas a ambientes de oficina y aula que evocan estereotipos informáticos (es decir, contienen carteles de ciencia ficción, videojuegos y revistas informáticas), informan menos sentimientos de pertenencia e interés en el campo. Puede ver cómo esto se convierte en un problema: si las chicas jóvenes no sienten un sentido de pertenencia en un curso de codificación o informática, es menos probable que participen, y aquellas que enfrentan amenazas estereotipadas, o preocupaciones sobre la confirmación de una estereotipo negativo sobre su grupo (es decir, el estereotipo de que a las mujeres no les va tan bien como a los hombres en los campos de STEM). La amenaza estereotipada afecta el rendimiento, creando un ciclo que perpetúa las preocupaciones de las mujeres, los sentimientos de exclusión y la escasa representación.

La prueba de Bechdel, un test simple para juzgar si las películas tienen un equilibrio de género o no, pregunta si dos personajes femeninos con nombre aparecen o no en una escena y hablan entre sí sobre algo que no sea un hombre. La ronda de todos los trabajadores de la empresa en Silicon Valley no pasó esta prueba.

¿Qué se puede hacer? La buena noticia, según Jackman es que, con una comprensión de los prejuicios y los estereotipos relevantes, podemos comenzar a limitar conscientemente su influencia. Las orquestas sinfónicas aumentaron la probabilidad de que una mujer música fuera seleccionada en un 50% cuando presentaron audiciones a ciegas. La investigación también muestra que la creación de requisitos para roles antes de entrevistar candidatos hace que las personas sean más propensas a elegir al candidato con las habilidades más fuertes, en lugar de aquellos que se ajustan mejor a nuestra imagen mental para el papel (por ejemplo, un jefe de policía masculino, una mujer profesor de estudios). "Al desafiar los estereotipos y proporcionar representaciones alternativas, comenzamos a desglosar las asociaciones que conducen a un sesgo inconsciente, y en su lugar enviamos un mensaje intencional de inclusión", sostiene Jackman.

Oportunidades y diálogos STEM

LasDeSistemas, un espacio de contención y crecimiento para las mujeres, lesbianas, trans y personas no binarias que trabajan en tecnología
LasDeSistemas, un espacio de contención y crecimiento para las mujeres, lesbianas, trans y personas no binarias que trabajan en tecnología Crédito: Gentileza

Newsletter de RAGCYT (Red Argentina de Género Ciencia y Tecnología) con novedades sobre becas y cursos: www.ragcyt.org.ar/novedades

Conicet. Si bien no tiene un apartado de Mujeres en Ciencia como sí lo hace su par chileno Conicyt, es la página que concentra la información del Consejo Nacional de Informaciones Científicas y Técnicas. www.conicet.gov.ar. También colabora en el desarrollo anual del Premio nacional L'Oréal-Unesco en colaboración con el Conicet. Más info: lorealunesco@conicet.gov.ar, o telefónicamente al (011) 4899-5400 internos 3195/3207.

Chicas en Tecnología. Una comunidad que promueve el interés de las niñas por las disciplinas tecnológicas. www.chicasentecnologia.org

Las de Sistemas. Una comunidad que se inició hace cuatro meses que congrega a mujeres, lesbianas, trans y personas no binarias que están trabajando en tecnología -desde hace poco o desde hace mucho- que busca ayudarse a crecer profesionalmente, acompañarse en situaciones difíciles del ámbito laboral, animarse a ser oradoras de conferencias, capacitándose en distintos temas, debatiendo para transformar losespacios laborales en lugares seguros y diversos.y que por el momento activa desde twitter con su cuenta @lasdesistemas

© Copyright 2011 - Ragcyt