Las emprendedoras reivindican su papel en la tecnología

20.04.2015
Solo el 4% de las empresas por las que apuestan los fondos de capital riesgo cuentan con una mujer entre sus fundadorxs.

Es un tema de debate constante, pero poco visible. Los grandes de la tecnología insisten en que buscan solucionarlo, pero apenas el 30% de los empleados en las grandes empresas de Silicon Valley son mujeres. Intel ha sido la única empresa que, durante la feria tecnológica CES, ha dado un paso al frente con un plan de 300 millones de dólares que impulse el rol de las mujeres dentro de su empresa. Importa que lo haga el primer fabricante de chips del mundo, pero no parece suficiente para cambiar el panorama.

En el escenario de Eureka Park, la zona de startups de la mayor feria tecnológica del mundo, tres mujeres de éxito tomaron la palabra para que el resto siga su estela y cree sus propias empresas tecnológicas. Amanda Hall, directora de crecimiento en la plataforma de financiación colectiva Indiegogo, explicó por qué es importante usar servicios como el suyo. “Aquí se valora el producto, lo que haces, no si eres hombre o mujer. Solo el 4% de las empresas por las que apuestan los fondos de capital riesgo cuentan con una mujer entre sus fundadores. A veces tienes la sensación de que en Silicon Valley solo hay sitio para los ingenieros”.

Sara Hill es directora de emprendedores en Work in Progress, un centro de aceleración de empresas radicado en centro de Las Vegas, lejos de las luces de los nuevos casinos, y muy cerca de Zappos, el núcleo tecnológico de la localidad, una tienda electrónica de zapatos propiedad de Amazon. En su opinión, las mujeres aportan algunos valores que las distinguen: “Añadimos diferentes perspectivas y somos muy perfeccionistas. Por ejemplo, a la hora de hacer un pitch [como se denomina a las presentaciones de producto en el argot], somos extremadamente perfeccionistas”.

Hill, cuyo centro cuenta con un 20% de startups fundadas por mujeres, recomendó que las que quieran dar el paso busquen otras aliadas, vayan a eventos y pidan ayuda sin miedo.

Lauren Perkins, tiene su propia firma de consultoría. Abrió hace 10 años y cada vez está más especializada en empresas de moda, belleza y bienestar: “En Nueva York es lo que mejor funciona, junto con las finanzas, pero sí noto que, cada vez más, buscan nuestros puntos de vista en los consejos, incluso al fundar una empresa”.

El debate, organizado por Up Global, puso en evidencia la necesidad de un cambio, desde la raíz, aunque no siempre sea compatible con la vida personal. “Yo ya ni hablo de conciliación. Prefiero decir integración. Si te apasiona lo que haces serás capaz de todo”, proclamó Perkins.

A pesar de este panel, CES cuenta con una participación de mujeres inferior al 20%. Este año ninguna ha estado presente en las conferencias, papel que el pasado año asumió Marissa Mayer, consejera delegada de Yahoo!. Sin embargo, muchas siguen jugando el papel de mujer objeto para probar productos, especialmente en el caso de los wearables, o ejercer de azafatas.

© Copyright 2011 - Ragcyt