Descargar

Informe feminista de lo actuado y por actuar frente al G20

27.08.2018
La reunion del Informe Feminista de la sociedad civil de cara al W20 fue organizada por las integrantes del Observatorio de Defensoras de Derechos Humanos de las Mujeres para el G20 con el objeto de informar lo hasta ahora realizado, y lo que enfrentaremos hasta la Cumbre del G20 y despues.

     La reunión del Informe Feminista de la sociedad civil de cara al W20 fue organizada por las integrantes del Observatorio de Defensoras de Derechos Humanos de las Mujeres para el G20 con el objeto de informar lo hasta ahora realizado, y lo que enfrentaremos hasta la Cumbre del G20 y después. Abrió la reunión el Secretario de Cultura y Extensión Universitaria de la Universidad Tecnológica Nacional – UTN Buenos Aires, Christian Grillo, quien dio la bienvenida y destacó la importancia que la Universidad da a las mujeres, señalando que en los últimos diez años lograron tener paridad en docentes y alumnos/as. 

      Se inició la reunión con las palabras de Mabel Bianco, coordinadora del Observatorio y presidente de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer –FEM, explicando por qué las organizaciones feministas se involucraron en el G20 y cómo esto se continuará después del 2018.  Bianco señaló que a fines del 2017, estas ONGs feministas y a través de su trabajo nacional y regional para promover la participación a fin de incorporar la perspectiva feminista –la existencia de grupos de participación de la sociedad civil permite esto –, así fue como el Observatorio se insertó en el W20 (Mujeres 20) y el grupo de género del C20 (Sociedad Civil 20). Bianco señaló cómo está integrado el grupo directivo del W20 en Argentina y las delegadas. Planteó que organizaron asociados de conocimiento y técnicos. Estos últimos son en general empresas donantes, pero se les da la capacidad de presentar y escribir documentos. Esto generó confusión respecto a los asociados de conocimiento, y agregó que el Observatorio es asociado de conocimiento en inclusión laboral e inclusión digital que comparte con otros grupos como el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento –CIPPEC, eninclusión laboral y Ernst & Young –EY el técnico. En inclusión digital participaron la Fundación Mujeres en Igualdad –MEI; Red Argentina de Género, Ciencia y Tecnología –RAGCyT; Wikimedia Argentina; y la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones –APC; además de GMSA, entre otras.  Bianco concluyó diciendo que el desafío es lograr se incluyan algunas propuestas feministas en el comunicado que se discutirá el 1 de octubre. Reunión Observatorio – Informe feminista de cara al W20 –.

            A continuación Monique Altschul, Directora Ejecutiva de la Fundación Mujeres en Igualdad –MEI, contó luego que el Observatorio abordó la inclusión digital desde una perspectiva feminista y de derechos humanos a través de encuentros de intercambio de ideas con numerosas ONG, comunidades digitales y centros de investigación universitaria. “Coincidimos en la importancia de apoyar el acceso de niñas y mujeres a actividades de capacitación y desarrollo en las STEM (siglas en inglés por ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas).Asimismo recomendamos que los Estados presten especial atención a la inclusión digital de las mujeres, incluidas las trans y travestis en toda su diversidad, especialmente a aquéllas más afectadas por las múltiples opresiones de raza, etnia, clase, edad, discapacidad. Con respecto a la producción de tecnología y contenidos digitales, proponemos la equidad salarial, el reparto de las tareas de cuidado y el empoderamiento económico como factores claves para que las mujeres puedan elegir los trayectos profesionales de su preferencia y desarrollar sus carreras académicas de acuerdo a sus capacidades. La violencia machista en todas sus formas constituye una de las formas más brutales de cercenar y limitar el ejercicio de estos derechos. Una mujer que es acosada en línea ve limitada su capacidad de expresarse libremente. Los Estados signatarios de la CEDAW deben garantizar que estas formas de acoso y violencia en línea sean eliminadas y se tomen las medidas necesarias para preservar la integridad de las mujeres y garantizarles un espacio libre de violencia”.

            Luego Daphne Sabanes Plou, Coordinadora de redes para Latinoamérica en el Programa de derechos de las mujeres, de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones –APC, habló sobre la inclusión digital y la brecha digital de género. “Para lograr que las mujeres ingresen plenamente y avancen en la sociedad de la información y del conocimiento es fundamental considerar que no basta con brindar conectividad sino que se deben diseñar políticas públicas que tengan en cuenta las otras brechas sociales, económicas y de género que impiden que esta participación se concrete. Así como es necesario contar con más mujeres profesionales creando softwares, aplicaciones y herramientas tecnológicas con perspectiva de género y tomando decisiones para el desarrollo y las políticas de internet y redes sociales, es esencial ofrecer oportunidades a las mujeres adultas para que obtengan capacidades y destrezas digitales. Será importante también prevenir y erradicar la violencia de género que se manifiesta en línea de múltiples maneras (acoso sexual, acecho, control, difusión no consentida de imágenes íntimas, discurso de odio, etc.). La libertad de expresión y los derechos de las mujeres deben tener vigencia en internet, sin cercenamientos de ninguna índole. Sólo de esta manera se logrará una participación consistente de las mujeres en la economía, la discusión política y la nueva cultura ciudadana que se construyen en el ámbito digital.”

           Seguidamente Mariela Belski, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina expresó:“Argentina ha definido el empoderamiento económico de las mujeres como prioridad y se ha comprometido a promover una estrategia de transversalización de la perspectiva de género en toda la agenda del G20. Como país presidente del foro económico este año, también afirmó que impulsaría la eliminación de las disparidades de género y la protección contra todas formas de violencia basada en género. Para cumplir con este compromiso, debe promover la adopción por todos los países que integran el G20 de un plan de acción para reducir la brecha de género en un 25% para 2025 como recomendado en el comunicado conjunto de los grupos de afinidad del 01 de junio de 2018. Se espera además que los compromisos en materia de género adopten un enfoque interseccional de la violencia que abarque la promoción de los derechos sexuales y reproductivos - incluyendo el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo- y una concepción diversa de género y sexualidad que incluya a todas las personas LGBTIQ. Argentina durante la presidencia del G20 debe además promover y garantizar la participación efectiva de defensoras y defensores de derechos humanos en todos los espacios formales de toma de decisión así como debe también respetar la libertad de expresión, asociación y reunión de la sociedad civil en el contexto del G20. Agregó que fue muy negativo que en el Foro Nacional de Consulta y Debate del W20 en el grupo de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos, por una persona que quebró el consenso, no se pudo reclamar la legalización del aborto, sólo se aceptó descriminalizar a las mujeres. Allí se abrió un espacio para las preguntas y comentarios en el que hubo una amplia participación de un grupo muy diverso de organizaciones feministas y de mujeres, académicas y de agencias de la ONU.

            A continuación, Victoria Gallo, integrante del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género –ELA, se expresó sobre el trabajo del Observatorio en el diálogo nacional e internacional en el eje de inclusión laboral. ELA y FEIM como knowledge partners en este eje, junto a CIPPEC y con aportes sustantivos de DAWN redactaron un documento con un diagnóstico de obstáculos para la inclusión laboral de las mujeres en Argentina y algunas propuestas para abordarlos. Durante el diálogo nacional impulsaron como recomendaciones finales al Estado argentino la creación de un sistema federal integral y universal de cuidados en términos de corresponsabilidad, incluyendo servicios e infraestructura de calidad, gratuitos y profesionalizados, con regulaciones para extender licencias de alcance universal, la visibilización de la contribución económica del trabajo de cuidado no remunerado en los cálculos del producto bruto interno y la promoción del acceso de las mujeres al empleo decente dentro de los estándares de empleo decente de la OIT, con especial foco en mujeres que sufren discriminaciones múltiples.

            En el diálogo internacional, las delegadas internacionales del W20 votaron las cinco recomendaciones que consideraron más relevantes para incidir en los tomadores de decisión del G20. Natalia Gherardi, Directora Ejecutiva de ELA, se refirió a esto. Afirmó que las mujeres demandamos que los Estados se comprometan a presentar planes de acción para alcanzar los compromisos asumidos (25% para 2025) incluyendo mecanismos de monitoreo en relación con la eliminación de las barreras que atentan contra el desarrollo de las mujeres, protegiendo sus derechos humanos y apoyando a las mujeres en los sectores informales de la economía para proteger su derecho a la seguridad social. Las delegadas exigieron a los Estados invertir en servicios e infraestructura pública para el cuidado e implementar regulaciones legales para proteger a las mujeres de todas las formas de violencia incluyendo las del mundo laboral y la doméstica por su impacto en el mundo del trabajo. Exigimos que los Estados asuman activamente estos compromisos desde una perspectiva de derechos para avanzar sustantivamente hacia la equidad de género de las mujeres”. Proceso W20 Eje de Inclusión Laboral en el diálogo nacional.pdf

            Luego Corina Rodríguez Enríquez, del Comité Ejecutivo de Mujeres por un Desarrollo Alternativo para una Nueva Era –DAWN, se refirió luego al proceso. “En el proceso hacia la cumbre del W20 y la reunión ministerial del G20 debemos insistir en la coherencia que debe verificarse entre las políticas de igualdad que demandamos y para las cuales damos recomendaciones específicas, y las políticas macroeconómicas. Las políticas específicas para aumentar y mejorar el empleo de las mujeres no tendrán éxito en el marco de modelos económicos que destruyen empleo y profundizan su precariedad. Asimismo, es importante fortalecer las políticas fiscales para garantizar el financiamiento progresivo de la ampliación de la protección social a los sectores informales donde las mujeres estamos sobre-representadas, y para garantizar la provisión de servicios de cuidado de calidad, mecanismo indispensable para romper con la injusta organización social del cuidado que permanece como un vector potente de reproducción de desigualdad y de obstáculo a la emancipación económica de las mujeres”.

            A continuación Mabel Bianco y Mariana Marques, Directora de Política y Justicia Internacional de Amnistía Internacional Argentina, se refirieron a la participación del Observatorio como coordinador nacional del grupo de género del C20. Explicó Bianco que la modalidad de trabajo del C20 es diferente del W20, es mucho más amplia y menos orientada, si bien los objetivos son claros. La discusión fue virtual, a través de la Plataforma y en abril se realizó una reunión preparatoria presencial. En esta reunión se decidió centrar el grupo en promover la elaboración de un Plan de Acción para lograr la meta de reducir un 25% la brecha laboral para el 2025. Se especificaron aspectos a incluir y cómo se vinculaban a otros grupos de articulación con ellos. Como parte de esto, se trabajó con la Sherpa del C20 en la firma del Comunicado Conjunto C20, L20, S20, W20, T20 y Y20\Joint Statement by the C20-L20-S20-T20-W20 and Y20 on Addressing Gender Labour Gaps.pdf que firmaron seis grupos de afinidad y en la Cumbre del C20, a principios de agosto se organizó un taller sobre esto, en el que se definió que “es posible que los países elaboren un Plan y es urgente ya que desde 2014 no se produjo ningún avance”, en palabras de Bianco. Además se pidió se establezcan metas para poder monitorearlo. Ahora se está trabajando en contar con un comunicado conjunto de los grupos de participación que especifique el apoyo al Plan de Acción.Documento de políticas elaborado por el Grupo de Trabajo de Género del C20 (versión en español).

            Mariana expresó la importancia del trabajo en el C20 y como el grupo fue muy receptivo a incluir la diversidad de género y también la interrupción del embarazo. El 7 de agosto, en la Cumbre del C20, se realizó un pañuelazo en la Cancillería en el que participaron masivamente los delegados de todo el mundo. Y agregó que esto nos alienta a esperar el grupo de género siga trabajando para el G20 Japón 2019 y Arabia Saudita 2020. Por último, Bianco cerró aclarando que la tarea del Observatorio no termina en el 2018 en relación al G20 y además invitó a articular para las demandas a nivel nacional. “Nos ofrecemos como vínculo entre quienes desde afuera reclaman al G20 y quienes desde adentro tratamos de influir”. Este es el desafío para noviembre del 2018, la Cumbre del G20 y posterior.

Documento de aportes elaborado por el Observatorio para el Foro Nacional de Consulta y Debate del W20.

© Copyright 2011 - Ragcyt